El "Cristo del Picacho", es considerado como la segunda estructura más grande de Latinoamérica.

En la capital hondureña: Tegucigalpa, se encuentra el "Cristo del Picacho", el cual es considerado como la segunda estructura más grande de Latinoamérica después del Corcovado de Río de Janeiro (Brasil). Dicho monumento fue diseñado por el escultor hondureño: Mario Zamora Alcántara.

Ubicado en el Parque Naciones Unidas, en el Cerro del Picacho; el Cristo tiene una escultura de 2,500 toneladas y de 30 metros de altura total (una imagen de 20 metros de altura sobre un pedestal de 10 metros). Su inauguración fue el 16 de enero de 1998.

El artista preparó un gigantesco molde de fibra de vidrio en la capital mexicana y luego se fundió en El Picacho sobre una base también de hormigón de diez metros de alto. La construcción duro siete meses de trabajo a un equipo de 40 personas. El Cristo de El Picacho está de frente a la ciudad, a sus pies, se encuentran dos terrazas (miradoras) desde las cuales se puede observar las ciudades gemelas que conforman el Distrito Central: Tegucigalpa y Comayagüela. La monumental obra artística esta rodeada de senderos, paseos con sombra, terrazas y jardín con más de 80 plantas exóticas, grandes plazas donde se pueden desarrollar eventos al aire libre.

Esta obra figura entre las 30 maravillas de Honduras. El imponente Cristo se levanta en el lado oeste del Cerro del Picacho, y puede ser visto de lejos por lo menos por el 60% de la población del Distrito Central, especialmente por la noche.


Archivo